Elena Flores

 PACIENTE CON ARTROSIS DE CADERAS BILATERAL.

Elena Flores despues de Celulas Madre.1ws_Mexico_Flag_1920x1200Desde hace 14 años soy maestra de yoga, además de que me encanta hacer deportes, caminar en la montaña y bailar. Hace 3 años me diagnosticaronartrosis de cadera (izq. y der.) , en ese momento sentí que se me venía el mundo encima y que mis sueños se esfumaban. Había llegado a un punto en el que ya no podía caminar ni un solo paso o estar de pie un par de minutos sin tener muchísimo dolor, ya no tenía ganas de hacer nada. Tanto dolor no ayuda mucho con el estado de ánimo, sin embargo es un gran maestro.

Aunque mi primer objetivo era volver a caminar sin dolor, no quise que me pusieran prótesis, en mi cabeza esa opción no existía por lo que comencé mi búsqueda. Entendí que así como había cambiado mi cuerpo para llegar a ese punto de dolor y de desequilibrio, podría encontrar un camino diferente, y que mi situación en el momento del diagnóstico tampoco sería permanente. Si todo había cambiado una vez, cambiaría eventualmente ya que nada es permanente, todo cambia.

Un amigo, colega del  Doctor Chiriboga me recomendó con él, tuve que recorrer la mitad del mundo para llegar, pero tenía que probar yo misma qué eran las células madre y darle una oportunidad a este tratamiento del cual nunca había escuchado. Varias personas intentaron convencerme de que no fuera pero mi mente tiene pocos límites, y con el apoyo de mis papas, viajé hasta Guayaquil para hacerme el tratamiento de células madre.

La primera diferencia la noté casi luego, luego, empecé a agacharme para recoger cosas del suelo, antes de recibir el tratamiento no hubiera podido recoger ni una moneda que se me caía al suelo. Con el pasar de los meses comencé a notar que podía caminar sin dolor, mis piernas comenzaban a reaccionar rápidamente porque empecé a tener muchos momentos sin dolor. Al no tener dolor constante mi estado de ánimo mejoró muchísimo y los momentos de dolor se volvieron raros. Dejé de cojear y la gente dejó de preguntarme que tenía, porqué caminaba así… Empecé a Elena Flores despues de CMir a bailar otra vez y había días que podía bailar 2-3 horas seguidas, hasta que un día sentí que mi cadera se movía conmigo. Que sensaciones tan increíbles después de que tres años atrás un doctor me había dicho lo limitada que sería mi vida. Ahora creo que mi vida puede volver a ser muy parecida. Después de meses mi fisioterapeuta me hizo ver que las células madre le habían dado la oportunidad a mi cadera de reaprender movimiento.

Nunca quise tomar medicinas para el dolor así que puedo decir que después del primer tratamiento el dolor disminuyó un 80-90%

Decidí volverme a hacer el tratamiento de células madre porque quiero estar mejor. Esta vez viajé a Guayaquil más días que la vez anterior para dar tiempo a que me pudieran preparar con más tiempo.

Tengo un profundo agradecimiento con el Dr. Carlos Chiriboga y con todo su equipo de trabajo, personas con gran calidad humana y altamente profesionales, tienen gran conocimiento de lo que están haciendo.

Realmente deseo que muchas personas más se puedan beneficiar de este tratamiento con células madre, así como yo he disfrutado hasta ahora de las mías, es realmente una maravilla de la vida.

Muchas gracias!

Elena Flores

MEXICO

Go to Appearance - Infomation Author to create a infomation