Artrosis de tobillo Ecuador

Daniel Chiriboga Guevara

ARTROSIS DE TOBILLO (ECUADOR)

Mi pequeño milagro

Después de sufrir un accidente automovilístico  (15 Junio de 1996), que dejó severas huellas en mi cuerpo, tal vez la mas severa una artrosis en mi Tobillo  que con los años se convirtió en una osteonecrosis (muerte del hueso) del astrágalo de mi pie.  Por esta razón cada día el caminar se me volvió una tortura por los constantes dolores que una patología como esta causa en quienes las sufrimos; esto me llevó a un mundo de medicación continua que continuó en progreso y con drogas de efectos cada vez mas fuertes para paliar en algo estos agudos dolores y que muchas veces no me permitían ni siquiera dormir bien.

Por estas razones empecé la búsqueda de otras formas de alivio a mi dañada articulación y solo resultaron ser paños tibios para lo severo de mi caso. Me recomendaron una protesis de tobillo pero me explicaron que los fracasos de esta cirugía son muy altos en todo el mundo

Con este cuadro por referencia de un familiar me enteré de un tratamiento relativamente nuevo con celulas madre autologas que estaban dando alivio a articulaciones, columna y otras patologías óseas.

Al llegar al consultorio con mucho escepticismo por la gran cantidad de casos de engaño con esta nueva tecnología biológica empecé por desintoxicar y desinflamar mi cuerpo para poder acceder a un tratamiento, pero debido a lo avanzado de mi lesión esta etapa previa se hizo larga y agotadora, pero con mucha paciencia empecé a encontrar alivio a mis dolores.   Animado por los resultados previos al tratamiento en si mismo espere y finalmente tuve mi primera inyección  de células madre en la articulación dañada.

Ahora un poquito mas de 2 años después puedo asegurar que cualquier persona con una lesión tan severa como la mía puede encontrar alivio y curación a su problema articular, pero es muy importante tener paciencia y persistencia tanto en el tratamiento como en las terapias de apoyo al tratamiento para encontrar soluciones definitivas a largo plazo de sus molestias.

Hoy en día tengo una vida tan activa como antes de sufrir el accidente; camino dos veces por semana 6 kilómetros, viajo y visito lugares como playas, montañas, cuevas, bicicleta y más.

Estoy muy agradecido con el Dr. Carlos Chiriboga Accini por su paciencia e investigación para juntos encontrar las mejores terapias y rehabilitación necesarias para regresar a mi agitada y estresada vida anterior.

 

Dios mediante mas personas encuentren la solución a sus problemas con su equipo de médicos.

 

Daniel Chiriboga Guevara

0910615434